Tengan cuidado ahí­ fuera.
--Sargento Esterhaus (Canción Triste de Hill Street)